miércoles, 11 de diciembre de 2013


CUENTO DE NAVIDAD

Esta nueva entrada vamos a dedicarla un poco a simbolizar la Navidad en relación a nuestros mayores, a los ancianos. A continuación os dejo un resumen del Cuento de Navidad de Charles Dickens, después haré un símil con lo que ocurre en la vida real…espero que os guste y os haga meditar.

Cuento de Navidad tiene como protagonista al señor Scrooge, un hombre poco agradable que, a causa de su adicción al trabajo y a su solitaria vida, no  celebra la Navidad.

Pero todo cambia cuando este personaje es sorprendido por el espíritu de Jacob Marley, su mejor amigo y socio, quien le anuncia la llegada de tres espíritus durante la noche de navidad, una predicción a la que Scrooge  hace frente sin miedo.

Así, pues, aparece  el espíritu del Pasado, quien le recuerda  sus experiencias de la infancia y juveniles , el del Presente, quien se encarga de mostrarle cómo su empleado Bob Cratchit, a pesar de todos los obstáculos que le presenta su vida, deja de lado sus problemas para celebrar la navidad y, finalmente, el del Futuro, un espíritu mudo  que opta por revelarle el destino que tienen las personas avaras, una realidad que consigue horrorizar a Scrooge , y lo lleva a transformarse en un hombre amable y generoso.

Os preguntareis…¿qué tiene que ver esto con los ancianos? Muy sencillo, muchas personas no se acuerdan de que durante su infancia y juventud sus padres le dieron todo cuanto tenían para formarlos y ser una persona de provecho hoy día, durante el presente, los padres se han hecho mayores y han comenzado a ser una carga….pero recuerda que cuando tú fuiste joven ellos te enseñaron todo lo que hoy sabes y eres, se merecen paciencia y cariño, se merecen que sigas a su lado y que formen parte de estas fechas tan especiales, ahora en Navidad y siempre.

No dejes que el fantasma del futuro tenga que que mostrarte algo que no te agrade…sed felices y disfrutad de la familia, nuestros mayores son un tesoro en bruto del cual tenemos mucho que aprender y mucho cariño que recibir.

FELIZ NAVIDAD.
 

viernes, 15 de noviembre de 2013

"Querer cuidar, saber hacerlo"

¿Qué te ocurría cuando el profesor de matemáticas te sacaba a la pizarra a resolver el problema y no sabías la solución? Seguro que sentías “miedo”. ¿Y cuándo vas a un examen de historia y te preguntan justamente lo que no has estudiado? Seguro que sentías pavor… Lo mismo ocurre cuando ves a un ser querido enfermar y no sabes cómo actuar, porque no conoces la enfermedad, no sabes que es bueno o malo para él/ella…sientes miedo, rabia, impotencia, tristeza…

Ya hablamos en el anterior post de la enfermedad del olvido, el Alzheimer, a cuantos nos gustaría saber el tiempo “real” que nos queda por pasar con esa persona… porque llegará el momento en que esa persona enferma se suma en su mundo y sea difícil hablar con ella o que ella ya ni te recuerde…

Os voy a dar una serie de consejos:

-          Primero observa las habilidades que conserva, no pienses en las que ha perdido, y piensa en todo aquello que puede disfrutar.
-          Aprovecha el tiempo en hacer cosas agradables juntos, cosas que os gusten a ambos como ver una película, escuchar música, pasear, conversar…
-          Establezca una rutina diaria, siempre animándolo a hacer todo lo que pueda de forma independiente, como la higiene personal, ejercicio físico, tareas del hogar…si alguna actividad le cuesta, animarlo, sin llegar a enojarlo y si le cuesta, cambiar a otra actividad.
-          Las actividades de escritura, lectura, cálculo y dibujo ayudan a ejercitar la mente, es bueno, pero sin saturar al enfermo.
-          Es bueno reforzar la participación y hacer que se sienta útil.


Existen numerosos manuales de consulta en internet, en los cuales, puedes informarte sobre muchísimos aspectos de la enfermedad. En especial yo recomiendo uno llamado “Guía para Familiares de Enfermos de Alzheimer: Querer cuidar, saber hacerlo”; es muy útil! Os dejo el enlace a continuación: 


Nos vemos en el próximo post. Un saludo.

martes, 12 de noviembre de 2013

Alzheimer, la enfermedad del olvido.

Esta enfermedad es muy conocida y a la vez una gran desconocida, para ir conociéndola un poquito mejor vamos a dedicar la entrada de hoy a definirla y hablar de los 10 síntomas principales que la caracterizan.

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa, afecta a sistema cognitivo y al conductual. Es una enfermedad incurable y terminal y su principal síntoma es la pérdida de memoria inmediata.

A continuación os hablo de los síntomas principales, esta información la he obtenido a partir de la página web de la Fundación de Alzheimer de España (www.alzfae.org). 

Los 10 primeros síntomas del Alzheimer:

1- Pérdida de memoria inmediata
Son olvidos de hechos recientes: "Quién vino a verme ayer?", "Que hemos comido hoy?, "Quién llamo al teléfono?"

2- Repetición frecuente de preguntas a pesar de recibir respuestas
"¿Qué hora es?", "¿Qué hora es?" o "¿Cuándo viene Juan?", "¿Cuándo viene Juan?"

3- Colocación de cosas en lugares equívocos
Se encuentran las llaves del coche en la basura, sus gafas metidas en una zapatilla…No se acuerda donde coloco las cosas.

4- Dificultad para recordar el nombre de objetos usuales
"Dame la…la….Ah! no me acuerdo como se llama"

5- Pérdida del sentido de la orientación con respeto al tiempo y o al lugar
"¿Qué día somos?" cuando es obviamente un domingo, "¿Donde estoy?" cuando está en casa. Perderse en el camino de la panaderia donde compra el pan cada mañana

6- Dificultades a realizar gestos simples y familiares
No puede abrir con llave, se equivoca en el manejo del cambio de marchas del coche…

7- Pérdida de interés y de motivación para las actividades que antes se disfrutaba
Deja de leer el periódico, de ver su emisión favorita a la tele, de jugar al mus con sus amigos…

8- Dificultades para realizar tareas fáciles
Se equivoca en la gestión de su cuenta bancaria o tiene difícil hacer un talón. No logra hacer una llamada telefónica

9- Cambios bruscos en el humor
Se pone iracundo, de mal humor… sin razón de ser

10-  Dificultad para manejar objetos muy familiares
Se equivoca al utilizar los cubiertos cuando come. Sabe lo que es un peine pero ha olvidado como peinarse.


En la próxima entrada hablaremos de cómo cuidar a estas personas, pero recordad, lo primero es conocer la enfermedad a fondo para perder el miedo y estar preparados..ya que lo peor de una dolencia es el no saber...


viernes, 11 de octubre de 2013

EL CUIDADOR SE TIENE QUE CUIDAR

A diario nosotros nos cuidamos, realizamos una dieta adecuada, hacemos algo de ejercicio, si nos encontramos mal acudimos al médico...sacamos tiempo para nosotros mismos., es decir, cuidamos de nosotros., a esto se le llama AUTOCUIDADO.

A todos los cuidadores les recuerdo algo que no se les debe de olvidar nunca, CUIDARSE UNO MISMO ES CUIDAR MEJOR A NUESTRO FAMILIAR. Debemos ser generosos, ¿qué quiero decir con esto? que debemos aceptar ayuda, si alguien la ofrece...¿por qué decir NO? aceptar esa ayuda hace que la persona que se ofrece se sienta protagonista d esos cuidados y se implique más, delegar no es abandonar, es querernos, si no nos queremos....¿quién lo hará?

Ahora igual te preguntas...¿y si estoy sóla/o? decirte que eso no es así, siempre que uno busque encontrará, hay que evitar llegar a la frustración, conocer nuestro límite, nadie excepto uno mismo...sabe hasta donde puede llegar, evita ese extremo y ponte en marcha, busca la forma de ser feliz cuidando a los demás, haz que ese día a día merezca la pena.

Desde FISS os animamos a cuidaros, a quereros y que nos tenéis para lo que necesitéis.

jueves, 3 de octubre de 2013

La persona dependiente y el cuidador.


La dependencia puede afectar a cualquier sector de la población y a cualquier edad; aunque ésta tiende a aumentar con la edad y la vejez, esto último es un factor asociado a la aparición de múltiples enfermedades que le impiden realizar de forma normal las actividades de la vida diaria.
Para que podamos hablar de una situación de dependencia, y de acuerdo con la definición aceptada por el Consejo de Europa, debe darse la concurrencia de tres factores:
  • Existencia de una limitación física, psíquica o intelectual que merme determinadas capacidades de la persona.
  • La incapacidad de la persona para realizar por sí mismo las actividades de la vida diaria.
  •  La necesidad de asistencia o cuidados por parte de una tercera persona.

Hablando de esa tercera persona…esa “carga” suele recaer en la mujer; normalmente la madre o la hija, el familiar más cercano. El cuidador asume la responsabilidad total de los cuidados y el apoyo diario a la persona dependiente.
Aunque el cuidado de un familiar o un conocido puede ser muy gratificante, es cierto, que supone una situación de exceso de trabajo y de pérdida de autonomía para el cuidador que puede ocasionarle tensiones, frustraciones, abatimiento y dificultades en diferentes ámbitos de su vida diaria.
Hay multitud recursos al alcance de muchos que pueden ayudar a conseguir que el cuidado del familiar sea todo lo gratificante que uno quiera, sólo hace falta buscar una buena información, dejarse aconsejar y dejarse ayudar.


¿Cómo ha empezado el otoño? Nosotros seguimos ayudándote.

jueves, 22 de agosto de 2013

Agosto

Termina el mes de agosto, hijos vienen a visitar a sus padres, pueden convivir con ellos varios días y pasar a su lado parte de las vacaciones. Viene el agobio, te vas a tu lugar de residencia y ahí los dejas con la conciencia inquieta, pensando que quizá no estén ya para vivir solos.
En estos días no da tiempo para convencerlos a ellos de que no pueden, deben estar solos y ahí tomas tu camino y tus llamadas casi a diario para consolarlos a ellos y a ti mismo. Volverás en navidad y.....por el proceso natural de la vejez, la cosa ira peor.
Tenemos la pequeña gran tarea de que nuestros mayores acepten que son mayores y que si dependen de alguien no se sientan mal.
Ojala que el proceso de la vejez no fuese tan duro

jueves, 13 de junio de 2013

Recortes en dependencia




El Plan de Reformas prevé recortar 1.108 millones en dependencia y 700 en Sanidad


Ley de Dependencia

Los dependientes, están sufriendo cada vez más esos recortes. Hay que conseguir una atención domiciliaria de calidad con personal cualificado y no permitir ese mercado negro que gira al rededor de esos cuidadores. Hacer las cosas bien no tiene porqué ser "mas caro"¿ Acaso ellos no cotizaron ya lo suficiente para merecer ahora esos cuidados?
Es una reflexión.www.fiss.es

domingo, 19 de mayo de 2013

CONSEJOS EN CASO DE HEMORRAGIA






 CONSEJOS EN CASO DE HEMORRAGIA










PREVENCIÓN

·Evita situaciones que pueden ser peligrosas para la persona en situación de dependencia: objetos cortantes o punzantes.

·Procura no dejarla sola en una situación que consideres que puede ser comprometida.

·Si hay peligro de caída mientras duerme, coloca una silla o un sillón en el borde de la cama.

·Procura que en la casa haya siempre una buena iluminación.

·Evita las alfombras, las esquinas de las mesas y los objetos de cristal.

·Coloca suelo antideslizante en el cuarto de aseo, así como asas en la pared de la ducha.

·Mantén actualizada su vacunación antitetánica.

QUÉ HACER

·Si hay hemorragia, mantén la calma. La sangre alarma mucho. Tapona y aprieta la herida con una gasa o un pañuelo limpio DURANTE TRES MINUTOS, o hasta que deje desangrar.

·Procura que no realice movimientos bruscos, que puedan agravar la hemorragia.

·Una vez que haya dejado de sangrar, lava la herida con agua y jabón para arrastrar la suciedad.

·Impregna una gasa estéril con un desinfectante, como povidona yodada, y cúbrela con otras gasas. No toques con los dedos la zona del desinfectante.

·Cubre la herida con una venda, ligeramente apretada.

·Observa la evolución. Si continúa sangrando, vuelve a vendarla un poco más fuerte y acude a un centro sanitario.

·INFORMA al personal sanitario sobre la medición habitual de su tensión arterial y sobre la medicación y el tratamiento de anticoagulación que esté recibiendo.

·Hemorragia en una extremidad. Elévala por encima del corazón para que deje desangrar. NO HAGAS TORNIQUETES.






 

 





 
 

APRENDE A MEDIR LA TENSIÓN EN 3 PASOS






                

1. Coloca la cinta en un brazo, da lo mismo uno que otro y el fonendoscopio en la parte interior del codo (arteria braquial)

2. Infla la perilla hasta que la aguja suba un poco más de la TA máxima supuesta, por ejemplo: 150. Aflojala perilla y escucha el latido cardíaco.

3. El primer sonido corresponde a la TA máxima y el último a la TA mínima.

Sus valores se miden en milímetros de mercurio (mm. de Hg)Oscilancon el sexo, la edad, la hora del día y otras variables.

- Estimación de valores normales para adultos:

de 110 a 130 (máxima) y de 65 a 80 (mínima).

- Estimación de valores normales para niños:

de 70 a 105 (máxima) y de 50 a 65 (mínima).

· Hay HIPERtensión a partir de 160/90.

· Hay HIPOtensión por debajo de110/65.

· Hay diferencias significativas entre las personas.

· Realiza mediciones periódicas para detectar los valores habituales.

· Anota en un cuaderno los registros de la TA, la fecha y la hora.

                


 


miércoles, 15 de mayo de 2013

Pensando


Pensando en la necesidad de cuidar al cuidador, se me ocurre la idéa de formar grupor de apoyo entre cuidadores y solicitar pequeñas ayudas para ellos poder formarse psiquica e intelectualmente en sus taréas de cuidar

miércoles, 2 de enero de 2013


Os presentamos el Blog de Fiss Jaén.

Queremos informaros de nuestros servicios cómo empresa privada de Formación y Servicios Socio Sanitarios

Nuestro objetivo es prestar servicios de calidad a todas las personas relacionadas con los servicios personales y asistenciales. 

Nuestros servicios están pensados para satisfacer las necesidades de los distintos colectivos propios de la atención sociosanitaria, a sus familiares, y especialmente a los profesionales.

El servicio de formación forma y especializa a los profesionales para desarrollar con éxito su actividad en entornos cambiantes, fomentando la responsabilidad social. Formación dirigida a la calidad en cuanto a cobertura de nuestros servicios.

Os animo a publicar todas vuestras consultas, dudas e inquietudes.