jueves, 22 de agosto de 2013

Agosto

Termina el mes de agosto, hijos vienen a visitar a sus padres, pueden convivir con ellos varios días y pasar a su lado parte de las vacaciones. Viene el agobio, te vas a tu lugar de residencia y ahí los dejas con la conciencia inquieta, pensando que quizá no estén ya para vivir solos.
En estos días no da tiempo para convencerlos a ellos de que no pueden, deben estar solos y ahí tomas tu camino y tus llamadas casi a diario para consolarlos a ellos y a ti mismo. Volverás en navidad y.....por el proceso natural de la vejez, la cosa ira peor.
Tenemos la pequeña gran tarea de que nuestros mayores acepten que son mayores y que si dependen de alguien no se sientan mal.
Ojala que el proceso de la vejez no fuese tan duro